RECIDIVA EN ROTURA DE GEMELO(CASO CLÍNICO DICIEMBRE 2017)

16/12/17
Una de las lesiones de partes blandas que más quebraderos de cabeza genera en los fisioterapeutas, según la gravedad claro está. Típica del tenis, por ello se conoce como "tennis leg" aunque ya está dándose con frecuencia en el corredor, y en deportes como fútbol o baloncesto. Hablamos de la rotura de gemelo, sobre todo gemelo interno, llamada rotura en cremallera(la más grave). Centrándonos en los corredores, tenemos varios posibles modelos de lesionados, de acuerdo a los pacientes que solemos tratar. Por un lado tenemos al corredor que devora kilómetros semanalmente y se rompe por sobreentrenamiento; tenemos al corredor que entre semana no tiene tiempo para entrenar y llega el fin de semana y es ahí donde mete todo el volumen semanal; por otro lado tenemos al corredor novato, que no es que haya hecho mucho deporte durante su vida y se toma el runing muy en serio(llamèmoslo corredor novel); y en último lugar al atleta popular, semiprofesional o profesional que realiza entrenamientos de alta intensidad varias veces en semana.
Entre factores lesivos podemos esncontrar la edad, la profesión, la capacidad de recuperación entre sesiones de entrenamiento, el tipo de entrenamiento(series, cambios de ritmo, cuestas), y características del corredor como pueden ser descompensaciones musculares y/o acortamientos.
Las características de una rotura de gemelo interno suelen ser impotencia funcional para andar de manera normal, por tanto imposibilidad por ejemplo de subir y sobre todo bajar escaleras, inflamación en el compartimento interno de la pierna, entendiendo por pierna al segmento de rodilla a tobillo. El derrame se acumula en el espacio interfascial entre gemelo interno y soleo, y puede hacerse visible a nivel distal de tobillo, pie y dedos en forma de hematoma. 
Nos centraremos en un caso clínico de un paciente de edad comprendida entre 45-50 años, con un trabajo no muy físico, que presenta el antecedente de una rotura de gemelo interno en cremallera, jugando al fútbol hace más de 10 años.
Al no recibir tratamiento adecuado en su día, el derrame que se genero en la zona interfascial creó una especie de tejido fibrótico entre gemelo interno y soleo, dificultando los deslizamientos musculares en ese plano, imagen visible ecográficamente. La medición de la izquierda(0´63cm) muestra el grosor de la membrana interfascial donde se acumuló el líquido cuando sufrió la rotura hace más de 10 años, mientras que en el lado sano es de de 0´14cm. 


Tras dejar el futbol, comenzó a hacer carreras, centrándose en los últimos años en carreras de larga distancia, de más de 100km y de mucho desnivel. Los ritmos de esas carreras no son rápidos, por lo que la musculatrura digamos se acostumbra a trabajar en ciclos de contracción y relajación más lentos, existiendo menos riesgo de lesión por ritmos, pero más por acumulación de km y desnivel. No obstante dicho kilometraje lo ha tolerado, y su rotura antigua no le daba problemas.
Sin embargo comienza a introducir un entrenamiento más de calidad, con ciertas series, realizando algunas con ritmos demasiado altos, y la cicatriz no aguanta y sufre una rotura grado 1, o elongación del gemelo interno. Por tanto el riesgo de recidiva existe en su caso con el aumento de intensidad de carrera y no de km. En la imagen de acontinuación se puede apreciar una zona llamada hipoecogénica en trazo transversal del gemelo interno de 2´89cm de longitud aproximada. 



La sintomatología del paciente es mucha tensión a lo largo de la zona que coincide con la elongación, con sensación de contractura muscular en las zonas cercanas, digamos que es como una defensa del gemelo, se contractura para evitar romperse a un grado 2.
La teoría dice que la recuperación es de unos 12-15 días por cm de daño o rotura, pero factores como la edad y lesiones previas en la zona pueden condicionar para mejor o peor el pronóstico de la misma. 
CONSEJOS:
     Si alguna vez se ha tenido una retura de gemelo o de cualquier músculo acudir a un profesional para valorar el alcance de la lesión(cicatriz), y así poder determinar los ejercicios a poder realizar casi sin riesgo de recidiva.

    En caso de desconocer el estado o sufrir cualquier pinchazo tipo aguja que sigue con sensación de calambre a lo largo de un músculo, parar la práctica deportiva al instante y acudir al médico o profesional titulado competente.

    Imágenes del tipo radiografías no dan información a cerca de partes blandas, por tanto cuando se realizan no sirven para conocer el estado de las mismas. Las ecografías, son pruebas que si muestran partes blandas, y es aconsejable esperar unas 48hrs para ver el alcance de la lesión.