FRACTURA DE CALCÁNEO(CASO CLÍNICO 2017)

09/09/17
             Varón de 52 años que en Enero de 2017 sufre una caída de una escalera a más de un metro y como consecuencia se fractura el calcáneo, siendo una fractura intraarticular de tipo IV según la clasificación de Sanders, o fractura conminutas(4 fragmentos o más). Son las más frecuentes e invalidantes, según los estudios, se corresponden con el 60-75% del total, y casi siempre debidos a mecanismos de alta energía como en este caso. El diagnóstico clínico consiste en la aparición de dolor y tumefacción en el talón, impotencia funcional para cargar o apoyar, deformidad del talón(retropie), pruebas radiológicas con radiografías simples midiendo:

            - Ángulo crítico o curcial de Gissane  y ángulo de Bohler con Rx lateral.

            - Rx Dorsoplantar y Rx axial de calcáneo.

Pueden aparecer flictenas, como se verán en las imágenes posteriores, las cuales marcan cuando se puede realizar la intervención quirúrgica.

            El paciente acude a urgencias y tras confirmación de diagnóstico le inmovilizan con escayola, pasan varias horas y comenta que siente que el pie le quema, tras varias horas así hasta deciden retirarle la inmovilización y se aprecian las flictenas, por lo que se complica la IQ, retrasándose y comienzan las curas de las mismas.

            Le intervienen pasado unas semanas realizando una reconstrucción de la mejor manera posible, dejando el material de osteosíntesis sin retirar tras la consolidación futura. Le retiran los puntos y se comienza el ttº de Fisioterapia, con movilizaciones pasivas, activas asistidas, hidroterapia, analgesia, vendajes. Existe inflamación evidente, derrame, pero aun así se recomienda cargar poco a poco para mejorar la vascularización y evitar complicaciones como la necrosis cutánea de la herida quirúrgica. Las complicaciones que se dan son el ensanchamiento del talón generando un pinzamiento subperoneal, dificultando el uso del calzado y afectando a los tendones de peronéos. A su vez existe dolor en el dorso del pie a la flexión dorsal, y molestias en dedos y planta del pie a la flexo-extensión. Se comienza a trabajar la fuerza con bandas elásticas y a realizar ejercicios de carga, ejercicios globales como media sentadilla, haciendo incapié previamente en ganar en flexión dorsal de tobillo. Tras varias semanas de ttº de Fisioterapia dando pautas en domicilio y ejercicios en piscina, el paciente evoluciona favorablemente, conservando la movilidad completa y deambulando sin ayudas técnicas(muleta). Destacar la incapacidad para realizar la marcha de puntillas por debilidad del triceps sural(gemelos y sóleo) la cual es uno de los objetivos prioritarios a conseguir. Se adjuntan imágenes de Enero,Mayo y Septiembre.